5.4.10

El juego democrático en Venezuela

En estos últimos cuatro años la oposición venezolana, desde todos sus espacios políticos (partidos, medios de comunicación, instituciones eclesiáticas), ha criticado el hecho de que el parlamento nacional tenga una sola voz y un solo color. Pero ¿por qué la conformación del parlamento es así? Como muchos sufren de amnesia, es necesario recordar qué actos llevaron a esta situación.

En 2005 se realizaron las últimas elecciones parlamentarias en Venezuela donde se escogieron 167 diputados. Para esta contienda electoral, la oposición política exigió al Consejo Nacional Electoral (CNE) el retiro de los cuadernos electrónicos y las máquinas captahuella porque supuestamente violaban el secreto del voto. También solicitaron auditar el 45 por ciento de las máquinas electrónicas de votación luego de las elecciones, cuando sólo estaba planteado auditar el 10 por ciento. El CNE aceptó todas estas exigencias, sin embargo poco antes de los comicios y para sorpresa de sus seguidores, los dirigentes de la oposición renunciaron a participar en la elección que se llevó a cabo el 4 de diciembre.

Después de este grave error político, se sucedieron varias elecciones y referenda. Entre ellas las presidenciales en 2006, en donde Hugo Chávez logra la reelección con una votación histórica: 7 millones 309 mil 80 votos que representó el 62, 84 por ciento de los votantes.

Dos años después, tras las elecciones para alcaldes y gobernadores en 2008, el candidato de la oposición para Alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma, una vez que conocieron los resultados que le daba la victoria, en su primera alocución a la prensa declaró –palabras más, palabras menos– que “ya estaba bueno de tanta elegidera, que la gente estaba cansada de elecciones.”

Muy a pesar de Ledezma, se organizan las próximas elecciones parlamentarias a realizarse el 26 de septiembre próximo.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) se prepara para elegir a sus candidatos mediante unas primarias. En la primera semana del pasado mes de marzo se autopostularon 3 mil 952 militantes para las 87 circunscripciones del país. La campaña para la elección de los candidatos comenzará el 24 de abril y culminará 14 de mayo, posteriormente, el 16 de mayo, se realizarán los comicios internos por la base.

Por su parte, la estrategia de la oposición es la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que hasta ahora ha decido ir a primarias en tan sólo 22 circuitos y quienes decidan participar deben pagar para ser precandidatos. El monto de este pago dependerá de la cantidad de mesas de votación que necesite cada precandidato por cada circuito.

Las expectativas que levanta esta elección para la oposición, tienen su base principalmente en el supuesto declive de la popularidad del presidente Chávez, esto es repetido a través de los medios de comunicación desde que empezó este año 2010, una de las frases publicitarias favoritas es “Tas ponchao”, por ejemplo.

También sus esperanzas están puestas en el supuesto resquebrajamiento interno que existe en el Psuv, debido a la reciente deserción del gobernador del estado Lara, Henri Falcón, de las filas del PSUV para incorporarse al de Patria Para Todos (PPT).

En el caso de Falcón, que ganó la gobernación del estado Lara en los comicios de 2008, los medios de comunicación enfatizan que éste ganó por propios méritos estas elecciones, méritos que sin duda los tuvo como alcalde, pero los datos refieren que la militancia del Psuv y simpatizantes del presidente Chávez ayudaron con un 72 por ciento al marcar, en el momento de votar, la tarjeta del Psuv.

Todo este panorama es el juego preelectoral democrático que se vive en Venezuela, habrá que esperar hasta el 26 de septiembre pero lo que se puede adelantar, después de todo lo descrito, es que lo que pasa en el país es bastante distante de lo que remite a una dictadura, a pesar de los esfuerzos de los medios de comunicación por querer forjar esa imagen del gobierno para consumo de la opinión pública nacional e internacional.


Raúl Cazal
Le Monde diplomatique [edición venezolana]
Abril 2010. No. 19
Publicar un comentario