17.1.07

El Silencio

Hoy llamé a mi padre para preguntarle por una persona que aparecía en el libro El Silencio: Graciela Daleo. Su nombre me sonaba y mi viejo me confirmó que ella había vivido en Venezuela y que ahora se encuentra en Argentina.

Graciela aparece en este libro en las primeras páginas y cuenta el horror que vivió en la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) y cómo logró escapar de la muerte.

El Silencio es un libro de Horacio Verbitsky y cuenta cómo la Iglesia estuvo involucrada en las desapariciones, torturas y asesinatos durante la dictadura militar argentina.

He dejado de leerlo porque duele mucho. Cada página te llena de indignación y llanto. Cada episodio te deja el alma destrozada.

Mi viejo, cuando hablamos por teléfono hoy en la mañana, me pidió el libro una vez que haya culminado con su lectura. Yo le dije: Mejor no, papá.

En lo personal, no es bueno remover el pasado.

4 comentarios:

Martín dijo...

Imagino que la verdad duele, pero es necesaria. Si algunos jerarcas de la Iglesia estuvieron involucrados en la guerra sucia -cosa nada rara dada la afinidad ideológica entre militares y religiosos-, deberían ser llevados a la Justicia.

Raúl dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Es necesario que la verdad salga a flote y que no quede impune el crimen cometido por estos militares y miembros del clero.

Anónimo dijo...

Querido amigo, El silencio es uno de los tantos libros que deben estar en las bibliotecas populares para que todas las generaciones conozcan cuál fue la responsabilidad de la iglesia católica, las fuerzas armadas y los civiles que participaron de la represión que tuvo como saldo la desaparición de 30.000 argentinos durante la última dictadura. Terminá de leerlo y a prestarle a tu padre.
abrazo fraterno
felipe

Raúl dijo...

Voy a terminar de leerlo, Felipe. Pero prestárselo a mi padre, lo pensaré.

No tengo la menor duda de que libros como éste sirven para la memoria, para que nunca más vuelva a ocurrir este horror de las dictaduras militares.

Un abrazo

R.