14.10.06

Libro de Blum revela conexiones de la NED con el terrorista Posada Carriles

Conexiones de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) con el terrorista Luis Posada Carriles revela el ex funcionario de Asuntos Exteriores en el Departamento de Estado de Estados Unidos William Blum en su libro El Estado agresor, de reciente aparición en las librerías de Caracas.

Blum afirma que la NED «entre 1990 y 1992 aportó 250 millones de dólares de los contribuyentes a la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), un grupo ultrafanático de oposición a Fidel Castro».


«La FNCA financió entonces a Luis Posada Carriles, uno de los terroristas más prolíficos y despiadados de los tiempos actuales», denuncia Blum.

Venezuela reclama la extradición de Posada Carriles para seguirle juicio por la voladura de un avión cubano en 1976, suceso que dejó 73 muertos. Actualmente, el terrorista se encuentra detenido en Estados Unidos por ingreso ilegal en su territorio. Las autoridades judiciales de ese país han negado su deportación a Venezuela y alegan el cumplimiento de las normas internacionales contra la tortura.

En un apretado capítulo denominado «El Caballo de Troya: La Fundación Nacional para la Democracia», Blum demuestra que el objetivo de la NED es luchar contra los gobiernos progresitas y de izquierda en el mundo.

Los programas de la fundación imparten «la filosofía fundamental de que los ciudadanos están mejor atendidos bajo un sistema de libre empresa, mínima intervención gubernamental en la economía y oposición a cualquier forma de socialismo», sentencia el autor.

Entre las organizaciones que en Venezuela reciben financiamiento de la NED se encuentran: Súmate, organización política encargada de realizar las primarias para escoger al candidato de la oposición de cara a los comicios presidenciales de diciembre próximo; el Instituto de Prensa y Sociedad (IPS), y la Asociación Civil Liderazgo y Visión, entre otras.

La NED fue creada a principios de los años 80 durante la presidencia de Ronald Reagan, debido a las revelaciones negativas que sobre la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) habían aparecido en la segunda mitad del 70.

Blum afirma que «la CIA ha estado blanqueando dinero a través de la NED» y se fundamenta en las declaraciones del colaborador en el esbozo de la legislación de la fundación, Allen Weinstein, que publicara Washington Post en 1991.

«Gran parte de lo que estamos haciendo actualmente, la CIA ya lo hacía en secreto 25 años atrás», había reconocido Weinstein.

En el libro se revela también el importante papel que jugó la NED en el conflicto Irán y Contras (grupo subversivo armado de los años 80 contra el Gobierno sandinista en Nicaragua) con el financiamiento «de componentes claves de la red del oscuro Proyecto Democracia de Oliver North, que privatizaba la política exterior de Estados Unidos, practicaba la guerra, traficaba con armas y con drogas y estaba envuelta en otras actividades igual de encantadoras».

Raúl Cazal. Agencia Bolivariana de Noticias, ABN. Publicada el 31.05.2006
Publicar un comentario